¿por qué te cuesta disfrutar?

Durante diez años me costó mucho disfrutar a diario en el trabajo.

No fue el único motivo que me hizo sufrir, pero sí uno de los motivos que me provocó alguna depresión. Sin embargo, no fue el motivo principal de mi primera depresión. Sufrí mi primera depresión dos años antes de recibir el diagnóstico de trastorno bipolar.

Ahora es justo lo contrario. Encontré la manera de disfrutar y nunca más he vuelto a deprimirme. Sé lo que necesito y me lo doy sin juzgarme. Y eso el lo que precisamente hago.

¿Qué crees que te hace tan difícil disfrutar? Si lo quieres compartir, aquí queda para los lectores.

¿has sentido que alguna vez has idealizado algo?

 

Hace muchos años idealizaba mi futuro de una manera muy fantástica. Hacerlo me llevó a sufrir una hipomanía y sentí por primera vez lo que es sentirse mejor que muy bien. Dormir muy poco, sentirme demasiado estimulado y con muchas ideas de futuro muy alejadas de mi realidad, fueron las señales de que aquello no acabaría bien. Desde que he comprendido lo que me pasó, y otras muchas cosas, no he vuelto a sufrir los síntomas del trastorno bipolar y me siento muy bien. Sentirse muy bien es mejor que sentirse mejor que muy bien.

He escrito este comentario para que los demás puedan reflejarse en mi experiencia y en la de otras persona. Si quieres escribir el tuyo y contestar a esta pregunta, podrás hacer que otras personas que todavía sufren aprendan algo importante.

¿qué sensaciones físicas te ponen en estado de alerta?

 

Ya no siento estrés en ninguna situación. Llegar a este punto diagnosticado con trastorno bipolar me ha permitido sentirme mucho más tranquilo. Antes, siempre que pasaba por una situación que me desbordaba tenía que parar a relajarme. Después me obligaba a pensar sobre lo que me había pasado para sacar conclusiones e intentar no volver a sentirme mal. También me ponía en estado de alerta y trataba de analizar qué me estaba pasando. ¿A ti te pasa? ¿A menudo? ¿Y qué haces?

¿qué es lo que más desestabiliza tu estado de ánimo?

 

Aunque cada persona es un mundo, estoy convencido de que hay muchos rasgos comunes entre las personas diagnosticadas con trastorno bipolar. Antes, no saber qué hacer con mi futuro me hacía sentir mal. La falta de motivación acabó más de una vez en depresión y el miedo a todo cada vez era mayor. Ahora ya no tengo miedo a casi nada y me siento motivado. Ya no hay nada que me desestabilice.

¿Y a ti? ¿Qué te te hace sentir mal o te activa demasiado? ¿Qué haces cuando te pasa?¿Te funciona?

¿te ayuda pensar sobre lo que te ha pasado después de una depresión?

 

La semana pasada escribía en una servilleta de papel lo que recordaba de mi mayor crisis. Acabé en un hospital psiquiátrico de Oxford, hace veinte años. En los últimos años me he dedicado a pensar a menudo sobre lo que viví en los peores años. Pienso que me ha ayudado mucho hacerlo a juzgar por lo bien que me siento desde hace siete años. Hay personas con trastorno bipolar que no quieren recordar porque hacerlo les hace daño.

¿Tú haces el esfuerzo de recordar o recuerdas sin querer? ¿Crees que te ha ayudado hacerlo?

¿qué emoción se te desborda con más facilidad?

 

Hace tiempo sufría mucho. No sabía muy bien ni lo que sentía, ni por qué lo sentía. Tuve que pensar mucho sobre mi experiencia para ir descubriendo lo que me había pasado y los motivos principales de mi sufrimiento.

Si estás diagnosticado con trastorno bipolar, saber lo que sientes y su origen es fundamental para avanzar. Muchas veces, uno no sabe por qué hace las cosas y las hace. Los momentos críticos son lo que más te pueden enseñar sobre tu propia experiencia. Si quieres dejar aquí tu comentario, copio y pego como anónimo. Como siempre lo hago.

¿Qué es lo que más te irrita de los demás?

 

Dicen que las personas con trastorno bipolar son irritables. Yo no creo que lo sea, y conozco otras personas que tampoco lo son. Después de haber hablado con muchas, creo que hay un poco de todo. La gran diferencia que he observado es que si nos molestamos, nos molestamos mucho. Algunas reacciones pueden ser desproporcionadas vistas desde fuera. Yo me irrito mucho si alguien me habla mal o me grita. ¿Y tú? ¿Has aprendido algo para evitar explotar?