¿por qué te cuesta disfrutar?

Durante diez años me costó mucho disfrutar a diario en el trabajo.

No fue el único motivo que me hizo sufrir, pero sí uno de los motivos que me provocó alguna depresión. Sin embargo, no fue el motivo principal de mi primera depresión. Sufrí mi primera depresión dos años antes de recibir el diagnóstico de trastorno bipolar.

Ahora es justo lo contrario. Encontré la manera de disfrutar y nunca más he vuelto a deprimirme. Sé lo que necesito y me lo doy sin juzgarme. Y eso el lo que precisamente hago.

¿Qué crees que te hace tan difícil disfrutar? Si lo quieres compartir, aquí queda para los lectores.

¿cómo has logrado no volver a deprimirte?

 

Después de cuatro depresiones, aprendí a no volver a deprimirme. Primero tuve que dar un cambio radical en mi vida y empezar de cero en cierta manera. Me dejé llevar y descubrí cosas que me empezaron a atraer e interesar. Acumulé todas las que pude, y hasta hoy.

Aunque he pasado por situaciones de estrés no me he vuelto a deprimir. Mis primeras depresiones se cuajaron en circunstancias muy estresantes para mí. Muchas otras cosas me ayudaron a no deprimirme. Tener sueños por cumplir y perseguirlos con paciencia también fue clave en mi recuperación.

¿Y tú? ¿Cómo lo hiciste o lo estás haciendo?

 

 

¿Has conseguido evitar la depresión durante mucho tiempo?

 

Hace diez años que tuve mi última depresión. Nunca más he vuelto a sufrir por esa razón. Durante los últimos años he aprendido que resulta muy difícil que caiga en una depresión si tengo motivos e ilusiones para vivir. Me parece recordar haber sufrido cuatro depresiones en toda mi vida.

Ahora ando sobrado de motivos e ilusiones. Mi vida cambió de forma radical cuando encontré algunos muy importantes para mí. Mi experiencia es una más, y de lo que se trata aquí es de que los visitantes de esta página lean la tuya.

¿Cuánto tiempo llevas sin deprimirte? ¿Cómo crees que lo has logrado?

 

¿qué es lo que más te dificulta la vida?

 

 

Durante más de diez años, lo que más me dificultó la vida fue no encontrar algo a lo que dedicarme que me resultara estimulante. Sufrí varias depresiones como consecuencia de esa situación. También sufrí muchos problemas de estrés laboral y el miedo creció dentro de mí como una espuma invisible. Ahora ya no siento miedo.

Desde hace diez años disfruto de la vida casi todos los días del año. Por fin, hace casi dos años, logré aprender  a no estresarme. Ha sido una sensación nueva para mí y ahora me siento más libre y más capaz de hacer algunas cosas que me quedan por hacer.

Lo importante no es mi vida. Lo importante es el comentario que dejes aquí debajo para mostrar un pequeño trozo de la tuya. Como siempre te digo, muchas gracias por compartir.

¿qué es lo que más desestabiliza tu estado de ánimo?

 

Aunque cada persona es un mundo, estoy convencido de que hay muchos rasgos comunes entre las personas diagnosticadas con trastorno bipolar. Antes, no saber qué hacer con mi futuro me hacía sentir mal. La falta de motivación acabó más de una vez en depresión y el miedo a todo cada vez era mayor. Ahora ya no tengo miedo a casi nada y me siento motivado. Ya no hay nada que me desestabilice.

¿Y a ti? ¿Qué te te hace sentir mal o te activa demasiado? ¿Qué haces cuando te pasa?¿Te funciona?

¿te ayuda pensar sobre lo que te ha pasado después de una depresión?

 

La semana pasada escribía en una servilleta de papel lo que recordaba de mi mayor crisis. Acabé en un hospital psiquiátrico de Oxford, hace veinte años. En los últimos años me he dedicado a pensar a menudo sobre lo que viví en los peores años. Pienso que me ha ayudado mucho hacerlo a juzgar por lo bien que me siento desde hace siete años. Hay personas con trastorno bipolar que no quieren recordar porque hacerlo les hace daño.

¿Tú haces el esfuerzo de recordar o recuerdas sin querer? ¿Crees que te ha ayudado hacerlo?